¿Hablamos?

info@devol.es

Tel +34 944 361 280

¿Quieres unirte a nosotros?

HAZ CLIC AQUÍ

Como cualquier otro cambio, añadir la tecnología RPA a un negocio causa una incertidumbre inicial. Implantar un robot que nos ayude en las tareas que hasta ahora realizaban las personas puede generar numerosas dudas. Sin embargo, el proceso es mucho más sencillo de lo que puedas imaginar. Y además, su eficacia está garantizada.

 

Antes de empezar

Antes de empezar a implantar un robot es necesario conocer el entorno en el que éste se desarrollará. El primer paso de cualquier implantación resulta en una ingeniería de procesos. En esta fase se analizan, identifican y priorizan los procesos automatizables.

Para hacer esta valoración se realiza un esquema multicriterio que asegura que las áreas de mejora serán, efectivamente, mucho más eficientes con el uso de un robot. Se trata, por tanto, de definir aquellos cuellos de botella en los que la productividad de los empleados se ve comprometida por procesos que no generan un valor intrínseco. Aquellas partes del negocio que disfrutarán de una mayor productividad con el uso de RPA.

 

Los pasos para implantar un robot

Una vez detectado el lugar donde el robot realizará su trabajo, es hora de desarrollarlo. Para ello, y siguiendo la metodología Agile, se van realizando las pruebas y cambios necesarios que aseguren el correcto funcionamiento del robot. La tecnología Agile garantiza desarrollos más fáciles de modificar y adaptar, y por ello resulta perfecta para aplicarla en estos entornos.

A medida que el robot se va adaptando a las necesidades y requerimientos concretos del proceso, se optimiza el flujo de trabajo. Una vez implantado y funcionando fuera del entorno de pruebas, es hora de monitorizar su funcionamiento. Esto asegura, no solo una correcta ejecución, sino también la detección de los márgenes de mejora que se le pueden aplicar. De esta forma, y si es necesario, el robot puede evolucionar y conseguir aún mejores tasas de resultados. Todo ello con el objetivo de perfilar la mayor eficiencia y la mejor integración posible.

Implantar un robot

Implantar un robot mejora la eficiencia de cualquier negocio. | Foto: Fauxels.

Tecnologías propias con un claro objetivo

Como hemos visto, las tareas para implantar un robot podrían considerarse genéricas. Sin embargo, como todos sabemos ya, en la especificidad está la diferencia. Para garantizar el mejor desarrollo posible y los resultados más satisfactorios, en Devol hemos desarrollado dos herramientas fundamentales.

RPA Jouney es el nombre bajo el que se engloban los métodos, procedimientos o formularios que se aplican a las diferentes fases de un proyecto de robotización. Gracias a este método de trabajo podemos garantizar la fase previa al desarrollo. Es aquí donde aseguramos el correcto análisis de los procesos, la documentación necesaria y, sobre todo, la comunicación con los usuarios. Este último elemento es clave para que el robot desempeñe su labor de la mejor manera posible.

Una vez completada la fase de documentación, llega el turno para nuestro framework. Este desarrollo propio es el que marca la diferencia a la hora de afrontar el desarrollo de cualquier robotización. Las funciones que contiene y la forma en la que está implementado proporciona rapidez y estandarización en la programación. Al mismo tiempo, robustece el comportamiento del robot y simplifica su convivencia con los usuarios.

 

Una herramienta líder con las mayores posibilidades

Para desarrollar e implantar un robot existen diferentes herramientas en el mercado. ¿Cuál elegir? La respuesta corta es: la mejor.

Sin ningún género de dudas, la base en la que se desarrollan los proyectos de automatización resulta determinante para el éxito de estos. De entre todas las opciones que existen actualmente, sin embargo, solo hay una que destaca por encima de las demás: UiPath.

El actual líder del mercado cuenta con aspectos de los que no disfrutan sus competidores. Un mejor desarrollo de la inteligencia artificial, uso de machine learning, procesamiento del lenguaje natural o chat bots, entre otras funcionalidades.

Gracias a su potencialidad, que permite contar tanto con robots atendidos (es el usuario quien lanza los procesos) como desatendidos (la herramienta Orchestrator es quien gestiona los lanzamientos), UiPath trabaja para la digitalización de la empresa.

 

Como partners de UiPath, en Devol contamos con la garantía de ofrecer a nuestros clientes los mejores productos de automatización posibles. Sabemos cómo desarrollar las soluciones que necesitan y que van a mejorar la productividad de sus negocios. Y lo logramos trabajando codo con codo con ellos. Escuchándolos. Haciendo nuestra su problemática y brindándoles apoyo y asesoramiento durante todo el proceso para que implantar un robot resulte una mejora sustancial en su negocio.